Diario Colima
La ciruela de Campos, fruto originario de esta tierra | El Noticiero de Manzanillo
Sin categoría

La ciruela de Campos, fruto originario de esta tierra | El Noticiero de Manzanillo

Esperando a ser industrializado, al igual que otros frutos locales

Un fruto muy característico de nuestro municipio, y más en especial de la comunidad de Campos, que se resiste a dejar su cultivo a pesar de todo, es la ciruela.

EL JOCOTE O CIRUELA DEL HUESITO

Sin embargo, hay que decir que lo que aquí llamamos ciruela es el jocote, también conocido como ciruela mexicana o del huesito, la que se da en suelos pobres, que incluyen los arenosos, lo que explica lo fácil que se ha dado en Campos desde tiempos antiguos. Lo que originalmente se daba de forma natural, fue aprovechado para plantaciones muy características, que no hicieron sino aumentar su popularidad como algo local, especialmente de Campos, popularizándose aún más durante la época dorada del tren de pasajeros.

Hay que decir que pertenece a la familia de los anacardos, por lo que es pariente, por decirlo así, del marañón, que también se cultiva en la comunidad de Campos. Así como muy poca gente sabe por aquí que del hueso externo del marañón, quitándole su capa externa por medio de procedimientos apropiados, se obtiene la llamada Nuez de la India, que se comercializa muy bien, pero sin embargo la importamos; así también de la ciruela poco se ha aprovechado su fruto en conservas y otros usos fuera del consumo directo del fruto.

El dulce que se hace con nuestra ciruela no se ha industrializado.

Gente de todo el estado aprovechaba cualquier pasada cercana a Campos o poblaciones circunvecinas para comprar ciruelas desde que hay memoria, y probablemente se cultiva desde tiempos prehispánicos, ya que es un fruto originario de América, principalmente de México (costas de Colima y Michoacán, así como de la selva amazónica). En el resto del mundo la ciruela es otra fruta a la que conocemos por acá. Su sabor y forma es muy diferente. Así que podríamos decir que era algo muy autóctono, muy propio, aunque no precisamente endémico.

EN EL NEFASTO RADIO DE ACCIÓN DE LA CONTAMINACIÓN INDUSTRIAL

Pero, desde la construcción y puesta en funcionamiento de la planta termoeléctrica “Manuel Álvarez” en los alrededores de Campos, la producción de estos arbustos en la zona se vio seriamente afectada, ya que la contaminación emanada por esta industria es muy alta, según ha quedado totalmente comprobado e incluso plenamente aceptada por la propia CFE.

La afectación a la planta del ciruelo durante más de treinta años ha sido muy profunda, con una fruta manchada de negro, quemada y sin una presentación que la haga adecuada para pensar siquiera en su exportación. Aún para el consumo interno es menos atractiva, no sólo por imagen, sino también porque, en ocasiones, su sabor también se ha visto afectado. Sin embargo, su cultivo se resiste a morir, pues es algo muy tradicional e identificativo.

UN FRUTO AMERICANO QUE SE DEBE CONSERVAR Y DIFUNDIR

La spondias purpurea, nuestra ciruela, conocida en otros lugares como el jocote, la ciruela mexicana, llamada por muchos cirgüela (que por cierto éste es su nombre correcto en español antiguo y portugués) es algo que debemos de conservar; no permitir que se acabe. Es una ciruela muy nuestra, de la que debemos de estar orgullosos. Sus particulares esenciales son las que llamaron la atención de los primeros exploradores y colonos europeos.

Las variedades de ciruelas más comunes en el mundo son las prunus doméstica, la itálica, la Claudia, la damascena, la siriaca o mirabel, japonesa, cerasífera, la española, espinosa, satsuma y golden, entre otras. La nuestra es muy diferente a todas ellas, y hasta más bien podríamos decir que no es en verdad una ciruela; es un fruto aparte que, al parecer, les recordó a los primeros conquistadores españoles que llegaron a estas tierras calientes de la costa colimense y michoacana, las ciruelas europeas.

La ciruela cobró auge con la entrada del ferrocarril a nuestra zona.

INCENTIVAR AUMENTO DE TIERRAS CULTIVADAS Y LA INDUSTRIALIZACIÓN

Pero estamos tratando de un fruto totalmente americano, que no le pide mucho en sabor y propiedades al ciruelo europeo, si acaso, una mayor difusión, y en su momento, incluso la industrialización en conservas y diversos dulces, que pueden darle la vuelta al globo sin ningún problema, pues tienen un gran sabor.

En nuestro municipio, los exploradores castellanos encontraron también al manzanillo, un árbol o arbusto (no se ponen de acuerdo los estudiosos en el tema), que, como su fruto les recordaba a las manzanas en pequeño, lo bautizaron con el nombre en terminación despectiva, el cual es también es conocida como “manzanilla de la muerte”, porque es una fruta venenosa. Está considerada la planta más venenosa del mundo, incluyendo a la sabia del árbol.

Así que, el xocotl o jocote se convirtió en la ciruela mexicana o del huesito, que es una de nuestras frutas más características, de las que debemos preservar su cultivo, igual que como debe de hacerse con el coquito de aceite, el cocoyul y otros cultivos muy locales.

Mientras que muchos frutos y cultivos de los tiempos prehispánicos ya han desaparecido, aún se conserva el ciruelo como una opción sabrosa y aprovechable, que de ningún modo nos podemos dar el lujo de perder, y muy especialmente los habitantes de Campos, donde es más característico su cultivo, aprovechamiento y comercialización. Ahora toca pensar en incentivar los espacios de tierra cultivados y pensar en la industrialización.

Por lo pronto, hay que decir que actualmente estamos en plena época de reproducción de la Ciruela de Campos, la cual es paralela a la del mango, también muy tradicional de estas tierras. La temporada de nuestra ciruela es de marzo a septiembre; es decir, que apenas estamos entrando a ella, y nos quedan por delante seis meses.

Sin embargo, hay que decir con tristeza, que cada vez la producción es menor, y que este año aún no se ve al fruto por ningún lado. Esperemos que esto cambie en las próximas semanas.

Otra forma de procesar y comercializar la ciruela es por medio de los famosos tamales de dulce.

Enlace a la fuente

Notas relacionadas

Olimpiadas de conocimiento, espacios para el aprendizaje y para conocer a otros jóvenes | AFmedios .

Diario Colima

Alberto Ruy ganó el Premio Bellas Artes de Narrativa Colima para Obra Publicada 2022 | El Noticiero de Manzanillo

Diario Colima

Aumentan las remesas a Colima 11% | El Noticiero de Manzanillo

Diario Colima